Opinión

Paridad de obras y de género

Fátima Morales toma el mando del deporte nacional.

Por Rolando Vargas

Haciendo el juego de la frase mediática “paridad de género”, muy promocionada en nuestro país a través del proyecto de ley de paridad democrática, que busca que las mujeres tengan igualdad de oportunidades para acceder a cargos electivos, ojalá no se limite a los cargos, sino también a las obras para que todos los habitantes paraguayos tengan un espacio para practicar el deporte de su predilección.

La doctora Fátima Morales asumió recientemente como la nueva Ministra Secretaria Ejecutiva de la Secretaría Nacional de Deportes (SND), con la difícil misión de igualar o superar la gestión del saliente Ministro, Víctor Manuel Pecci, quien con su perfil de leyenda del deporte y enorme capacidad conciliadora logró una importante inversión en beneficio de todo el país.

Un desafío bastante exigente para la nueva Ministra, quien debe esforzarse para mantener o mejorar la línea de inversión, necesaria para que el crecimiento sostenido de los atletas y los logros deportivos de las selecciones se afiancen y mejoren en el tiempo.
En ese sentido, uno de los ejes de Fátima Morales es mejorar las condiciones de infraestructura para la práctica de los deportes, en donde debe ser muy estricta en el manejo del presupuesto para igualar o superar el 42% del presupuesto que invirtió la SND en ese rubro en el último periodo o el crecimiento del 106% en el rubro de apoyo económico a atletas beneficiados con becas entre el 2014 y 2017.

Para mejorar estos niveles de inversión debe apelar a toda su experiencia como deportista y aplicar todo su conocimiento académico para articular las acciones necesarias con las autoridades nacionales, del Comité Olímpico Paraguayo, las federaciones y deportistas en general para proyectar un plan estratégico, que eleve aún más a Paraguay en las competencias internacionales y ganen notoriedad los atletas que tienen talentos y son arropados por programas sostenidos en el tiempo y en inversión. “No vengo a cambiar lo que se hizo bien, mas, si podemos mejorar vamos a intentar”, explicó Morales, quien tiene ahora la dura misión no solo de mejorar sino revolucionar a la SND con asertivos programas y manejos de los recursos económicos bajo una administración transparente y objetiva. La paridad de genero así lo exige, de lo contrario, la Patria y Dios la juzgarán.

Favorito 1

Comentarios