Gaizka Mendieta: “El fútbol es una potente herramienta social”

Especiales

Por Luis Ríos Florentín | @nosoyunvampire
El ex capitán del Valencia, exintegrante del Barcelona, la Lazio, el Middlesbrough FC y mundialista con la selección española en Corea –Japón 2002 conversó larga y amenamente con Versus, donde hizo un repaso de su trayectoria, de su actual condición de embajador de La Liga, su afición como DJ y su trabajo como comentarista. Aseguró que el fútbol es una poderosa herramienta social y animó a los gobiernos a incentivarla; de paso, envió buenos deseos a la selección paraguaya en este nuevo ciclo que inicia con el colombiano Juan Carlos Osorio.

Mendieta desarrolló la mayor parte de su carrera en el Valencia C.F. En este club, permaneció nueve temporadas (1992–2001), fue capitán y lideró al equipo que fue dos veces finalista de la Liga de Campeones (2000 y 2001). También fue campeón de una Copa del Rey en 1999 y Supercopa de España el mismo año. Jugó el Mundial de Corea y Japón 2002 y estuvo en el banco de aquel partido por fase de grupos en que la ‘furia roja’ derrotó por 3-1 a Paraguay.

En 2003 fue traspasado al Middlesbrough FC de la Premier League inglesa. Allí jugó hasta el año 2008. En el conjunto inglés alcanzó la final de la entonces Copa UEFA (hoy Europa League) en 2006. Finalmente, colgó los botines y se quedó en Inglaterra a hacer su vida.

Tuvo una destacada etapa en la selección española. (Foto Gentileza)

“De Middlesbrough me encantó la pasión por el fútbol y la oportunidad que me dio el equipo de jugar en la Premier League. Estuve allí los cinco años que jugué en el ‘Boro’, luego por razones personales y profesionales me mudé a Londres. Me resulta más atractivo vivir allí y más fácil por mi trabajo con Sky Sports y por otras inversiones y negocios que tenía, sobretodo en Londres”, explica el exmediocentro.

Actualmente se desempeña como comentarista de fútbol en la televisión británica y como embajador internacional de “LaLiga” como es conocido el campeonato de primera división de España. Su rutina transcurre entre viajes. Si le sobra un poco de tiempo, hace trabajo de oficina respondiendo correos y llamadas.

“Los viajes ocupan gran parte de mi agenda, sobre todo los viajes que tienen que ver con la Liga o con mis propios compromisos personales”, sostiene el Murciélago.

El murciélago indie

Encontró otra pasión aparte del fútbol. Se convirtió en DJ y le va bien. De hecho, estuvo en el Fan zone de la UEFA en las horas previas a la final de la Champions League del 2017 que disputaban la Juventus y el Real Madrid en el Millennium Stadium de Cardiff. “Siempre tengo oportunidades de ‘pinchar’ y no puedo aceptar todas las solicitudes por compromisos en la agenda. Estoy muy feliz por las oportunidades que tengo de hacerlo y mientras pueda, seguiré en ello”, destaca.

Su amor por la música nació en la adolescencia. En esa etapa, la música forma gran parte de la vida de una persona y es esa la vía de escape que encontramos y que nos ayuda a mostrarnos y demostrar emociones. Entonces, la música ha acompañado a Mendieta desde entonces.

A raíz de esa pasión por la música y de querer compartirla con la gente nace esta faceta de DJ. “Afortunadamente uno tiene la habilidad de poder actuar como DJ, con lo cual estoy muy feliz de poder compartir con los fans una de mis pasiones. Los fans no solamente comparten la pasión por el fútbol sino también por la música y el tipo de música”, destaca.

Cuenta la leyenda que cuando se mudó a Valencia para afrontar su primera temporada en Mestalla, una de las primeras cosas que hizo fue ubicar una tienda de discos. La música iba en combinación con el fútbol, antes o después de un partido. “Escuchaba aquello que mi mente y mi cuerpo me pedían”, recuerda.

Una de sus aficiones, la música. (Gentileza)

Todo dependiendo de su estado de ánimo, de cómo se sintiera o qué necesitaba en ese momento. Podía ir de música más dura, más lenta, más rápida, más pop, más rock, más heavy. También si había algún álbum nuevo que a Gaizka le interesaba escuchar.  “Siempre variaba”, resume.

Sus influencias se mueven dentro del rock principalmente. Mayoritariamente americano, desde los 50 con nombres como Chuck Berry, pasando por el soul tipo Motown de los 70 a bandas de indie rock de hoy en día. Con esto se forma un abanico bastante grande de influencias que al fin y al cabo es lo que siempre he escuchado y coleccionado”, atesora el melómano ex futbolista.

El fútbol y liderazgo

Ser capitán indefectiblemente significa ser un líder y según Gaizka el secreto para construir un liderazgo es, primero ser respetado y querido por tus propios compañeros. Luego ser justo y honesto. “Es importante en un grupo humano tener estas cualidades y que la gente sepa cómo eres, que te conozca y que sobre todo confíen en ti para manejar y/o dirigir y representar a ese grupo”, aconseja.

Ese respeto que marca el ex centrocampista es primordial. Ser respetado por el grupo, por la afición y por el propio club. “Ese respeto es el que te da esa fuerza para representar y defender al grupo cuando te toca. Y del otro lado, los propios jugadores confían en ti cuando tienes que ir y representar al equipo. El ser honesto, transparente y justo es el camino”, puntualiza.

Mendieta agrega que en un equipo hay diversas personalidades y diversos caracteres que como capitán uno tiene que intentar mantener ligados al grupo para lograr que sea lo más unido y que entre sus integrantes sean lo más “amigos” posible. “Es importante hacer que el grupo esté unido a muchos niveles”, engloba.

En un par de esas temporadas en las que encabezó al Valencia alcanzó dos veces la final de la Champions, en compañía de otros nombres importantes como Santiago “El Dragón” Cañizares, “El ratón” Roberto Ayala, Rubén Baraja, David Albelda, Pablo Aimar e incluso el hoy entrenador de la Francia campeona del mundo en Rusia, Didier Deschamps. Todo bajo la dirección de Héctor Cuper.

Se fue en el 2001, justo cuando llegaba Rafa Benítez a hacerse cargo del equipo (que después conseguiría un campeonato local y una Copa UEFFA) a la S.S. Lazio de la Serie A de Italia, por 48.000.000 de euros, en ese entonces, una cantidad récord de un futbolista español hasta el momento.

Fue cedido para la 2002/03 al FC Barcelona en donde le tocó coincidir con dos jovencitos que jugaban en su puesto y hacían sus primeras armas en primera división: Andrés Iniesta y Xavi Hernández. “Eran unos aventajados a pesar de ser muy jóvenes durante mi etapa en el Barcelona. Ya eran jugadores de mucha calidad y por eso estaban allí”, recuerda Mendieta.

En ese momento nadie podía imaginarse lo que cosecharían ambos volantes tanto con el equipo catalán como con la selección española  pero a decir de Mendieta la clave de su éxito estuvo en  su humildad, capacidad de trabajo y de mejora.

Mendieta es embajador de LaLiga, la primera división española. (Gentileza)

“Estoy muy contento por si de alguna manera contribuí a que fueran mejores futbolistas. Es el ciclo del fútbol; yo aprendí de otros grandes jugadores y ellos seguramente han aprendido de otros con quienes estuvieron más en contacto y pasaron más tiempo. Al fin y al cabo, mi etapa en el Barcelona fue corta, pero siempre disfruté verlos jugar, desde que llegaron al equipo y lo seguiré haciendo hasta que se retiren”, remarca.

Recaló en el Middlesbrough FC de la Premier League inglesa y en el que permanece cuatro temporadas hasta su retirada en 2008.

Mendieta jugó 40 partidos con la selección española de fútbol entre 1999 y 2002. Marcó ocho goles y participó en la Eurocopa 2000 y en el Mundial de Corea y Japón 2002. En este último certamen, estuvo en el banco de aquel partido en el que su selección venció a Paraguay. En ese juego pudo comprobar la pasión y el amor que tienen los paraguayos por el fútbol.

“Deseo toda la suerte a la selección paraguaya en los futuros compromisos y que el fútbol sea un deporte que ayude a muchas familias y que ayude al país a tener ilusión. Creo que el fútbol es una potente herramienta social también que los gobiernos y países tienen que saber aprovechar”, dice en coincidencia con el inicio de un nuevo ciclo en la albirroja bajo la conducción de Juan Carlos Osorio.

Por otra parte, ya ve al recambio generacional en la roja posterior al mundial 2010 consolidado. Es un hecho y es presente. “Hay innumerables jugadores que ya han debutado y que son muy jóvenes. De la mano de Luis Enrique estos jugadores han vuelto a renacer ilusiones y expectativas en un equipo que durante el mundial (Rusia 2018) no dio ese nivel que todos esperábamos”, asegura.

El periodismo

El retiro no lo alejó de las canchas, lo ubicó en una nueva posición: se desempeña como comentarista de la cadena británica Sky Sports. Disfruta bastante de este nuevo rol dentro del futbol. “Me gusta trabajar con distintos medios en donde el ex futbolista es respetado, admirado y escuchado”, sostiene.

Ya como periodista entiende que su misión es aportar esa visión desde dentro del fútbol. “Para mí, lo principal es aportar desde el punto de vista de mi propia experiencia y desde mi propia visión; cómo veo y leo los partidos para hacerle entender o ver al espectador algo que quizás se le haya escapado”, asegura.

Antes de llegar a Sky le tocó aportar sus conocimientos y experiencias en otras partes del mundo e incluso con podcasters. “Eso me dio la posibilidad de empezar a trabajar aquí en Inglaterra”, resalta y agrega que lo seguirá haciendo mientras tenga algo que aportar y que a la gente le guste eso que tiene para decir.

En su etapa como futbolista se llevaba bien con los que hoy son sus compañeros. “Yo entendía que había una línea que ellos (los periodistas) no podían pasar y eso la prensa también lo entendía, con lo cual había una relación de respeto y cordialidad”, recuerda.

“Tengo amigos periodistas de la época en la que era futbolista y durante ese tiempo esos puntos estaban claros y se respetaban. Creo que eso es clave en una relación de periodista a deportista”, sugiere.

A sus 44 años, el nacido el Vizcaya lejos de vivir de sus recuerdos, los utiliza para seguir cultivando y ganando nuevos adeptos, ya sea a través de los micrófonos o desde las bandejas en algún “boliche”.

Favorito 0

Comentarios

Etiquetado como