Fútbol Paraguayo

Cerro asegura un gran DT y un mánager deportivo como plus

Fernando Jubero, director técnico español. Foto: Archivo. | 22 Ago 17:07
Fernando Jubero, director técnico español. Foto: Archivo.
Fútbol Paraguayo

Cerro asegura un gran DT y un mánager deportivo como plus

22 Ago 17:07

Por Pablo Pedrero

Fernando Jubero y su equipo, agarran el timonel de un Cerro Porteño que pide volver a sus raíces de buen juego, de ataque por los extremos, con jóvenes figuras destacándose, complementadas de figuras experimentadas. El plantel que armó Juan José Zapag tiene casi todo, quizás mucho en algunos lugares.

Les contaré qué conozco del entrenador español tras su paso en Libertad, para algunos el más exitoso, ya que logró su primer título (apertura 2017) y porque mantuvo constante su capacidad de llevar a sus equipos a las fases finales de alguna Copa Internacional (semifinales de Copa Sudamericana, que cayó ante el futuro campeón). Ojo, cada semestre con distintas mentalidades.

Fernando Jubero trabajó en muchos roles. Fue ojeador, manager deportivo, gerente deportivo, coordinador de inferiores, entrenador interino y director técnico permanente.

Curriculum clave para una de las principales falencias del club de Barrio Obrero. Ya dependerá de la dirigencia aprovechar este aspecto, para así rearmar un plantel más eficientemente y de esta manera sacar más jugo al dinero invertido en los jugadores (Torales, Aguilar que no juegan ante la superpoblación de volantes en esa posición.

Luego de esta introducción pasamos al fútbol.

Pasó por Guaraní y Olimpia, siempre buscando esa buena suerte necesaria para ser campeón, le fue esquivo aunque por lo q se veía en juego simplemente era una cuestión de tiempo. Llegó a Libertad para el Apertura 2017, donde para mí, mostró su faceta más ofensiva y más agresiva.

Utilizó figuras varias para la obtención de ese merecido título. Estos cambios de figura, de nombres fueron claves y oportunos para retomar vuelo.

¡Sorpresa! Libertad arranca el Apertura ante Guaraní con un 3-4-3 muy versátil, dando cierto grado de riendas sueltas a la impronta, creatividad de los 11.
Muñoz-Cardozo, Alcaraz, Candia-Benitez, Orué, Aquino, Alborno -Bareiro, Sasá, Valiente.

Este once, al defender era un 5-4-1, y al atacar un 2-3-5, ya que Alan Benítez y Rodrigo Alborno eran prácticamente extremos.
Fueron victroias ante Guaraní (3-2), Capiatá (1-2), Cerro (2-1) y empates ante Rubio Ñu (0-0, Nacional (1-1), Sport Boys (3-3) y Trinidense (2-2).

Se frenó Libertad, muchos empates (sin merecerlos) pero algo debía cambiar.
Relucen nuevas virtudes: cambios para quebrar mala racha, confianza en los juveniles.
Para revertir los 4 empates consecutivos se vino un cambio de figura: del 3-4-3 al 4-14-1, pero no solo hubo cambio de figura, sino que aparecieron los canteranos y en gran nivel.

Victoria ante Sol (0-1) y el comienzo de una nueva racha, con nuevo esquema:
Muñoz-Benitez*, Cardozo, Candia, Nestor Gimenez*-Arturo Aranda*- Bareiro, Ramírez*, Orue (Lucena)*, Medina*- “Sasá”.

Obs.: *De la inferiores.

Además de sacar buen rendimiento a los juveniles, de potenciar a sus hombres, de cambiar cuando debía, Jubero y su cuerpo técnico se mostraron abiertos al diálogo con los futbolistas; antes de cada entrenamiento, antes del análisis de video se reunían con él: Alcaraz, Aquino y Salcedo.

Comentarios