Fútbol Paraguayo

Una Copa para la autocrítica

3 Sep 16:47

Una Copa para la autocrítica

Por Pablo Pedredo

Desde el apertura 2017, Libertad viene incrementando el promedio de edad, jugadores como Iván Ramírez, Danilo Santacruz, tuvieron que irse a consecuencia de la contratación de futbolistas experimentados que cumplen funciones similares, otros sin la oportunidad de tener minutos quedan relegados.

Dio resultados: un campeonato, una semi de sudamericana, no sé si incluir llegar a octavos. Esta Copa Libertadores debe ser para la autocrítica.

Llegaron: “Tacuara”Cardozo, Santiago Salcedo, Édgar Benítez, Cristian Riveros, Juan Salgueiro, Egidio Arévalo, Fernando Giménez, Matías Espinoza (único joven y de la cantera).

Se fueron: Danilo Santacruz, Felix Benitez, Ivan Ramírez, Jesus Medina (inatajable). Más los jóvenes que dejan de ganar experiencia, Ronaldo Báez, Ezequiel Aranda, Jose Canale, etc.

Ojo, no estoy diciendo que los experimentados son malos, son necesarios en la medida justa.
El error uno fue ese… la medida no fue justa… en exceso y en zonas similares.

El error dos fue haber sacado a Aldo Bobadilla luego de la primera fecha del Clausura 2018 (ojo, no quiero ofender pero este fue un doble error). Las cartas estaban sobre la mesa cuando terminó el Apertura 2018, quizás apartar a Santiago Salcedo fue lo único nuevo que sucedió desde entonces, ya que lo sacaron lo hubiesen hecho antes de la pretemporada.

Así, Libertad arrancó la triple competencia.

El 20 de Julio del 2018 agarraba el mando del equipo, Eduardo Villalba con Roberto Paredes, Ataide y Bataglia. El 8 de agosto, 18 días después enfrentaba a Boca con los hermanos Schelotto (hace 2 años al mando) en el medio Copa Paraguay y el Clausura (está arriba en la tabla).

Siempre se dice que la Libertadores se gana con los detalles y los detalles más importantes se incorporan con el tiempo.

712 días de trabajo con el mismo entrenador era la diferencia entre Boca y Libertad.
Entonces luego de la digna derrota en la bombonera (2-0 cargado de nulidad), el cuerpo técnico actual le daba alguito de veracidad al sueño de ganar la copa o de pasar octavos.

Para la vuelta, ya tuvo tiempo, y el equipo llegaba sólido. No voy a repetir los números ni lo que vi en esos tres partidos ganados sin recibir goles.

Ante Boca, el gol tempranero de “Tacuara” transmitía que todo podía pasar. ¿Cuántas falló Libertad y cuántas veces Boca atacó antes de que Andrada inteligentemente simule dos lesiones cuando estaban mareados? Lateral y el pasapelota se la da rápido al argentino, gol. Saque del medio, gol. “Tacuara” y su doblete.

Boca atacó 5 veces e hizo 4 goles. No lo digo despectivamente, esa es una virtud. Ese es un detalle para ganar Copa.

Realmente me rompe las bolas que se diga que “Guma” no tiene DT. Tampoco digo que Villalba sea el ideal, pero hay que respetar a las personas (y lo digo yo que suelo caer en eso). Tratar de nada por que simplemente tras el pitazo final, el resultado fue malo. Es injusto y está mal. Con el contexto generado por errores en las decisiones de los directivos de Libertad, tuvo que escalar el Everest.

Ahora, ¿qué se viene?, ¿cambiará la política?, ¿se equilibrará el promedio de edad?, ¿sucedió suficiente?.

Comentarios