Fútbol Internacional

El “Tata”, campeón de la Copa de Oro con México

Foto: Gentileza COPA DE ORO. | 8 Jul 10:17
Foto: Gentileza COPA DE ORO.
Fútbol Internacional

El “Tata”, campeón de la Copa de Oro con México

8 Jul 10:17

ChicagoEstados Unidos | AFP 

El entrenador argentino Gerardo Martino encontró por fin su primer título como seleccionador. Se quedó con las manos vacías después de cinco años al frente de Paraguay y dos más con Argentina, pero en sólo seis meses al mando de México ganó la Copa Oro-2019 de la Concacaf.

En Conmebol, la Copa América le fue esquiva al ‘Tata’ Martino en las tres ocasiones en que alcanzó la final: en 2011 la perdió con la ‘Albirroja’ ante Uruguay y luego no pudo superar a Chile las dos veces que lo enfrentó con la ‘Albiceleste’ en 2015 y 2016.

Apenas el 7 de enero de 2019, Martino fue presentado como entrenador del ‘Tricolor’. Ese día fue muy sensato en su ofrecimiento.

“Hay un compromiso de trabajo, dedicación y honestidad”, dijo el día de su presentación. “Se verá un sistema de juego y una idea clara”.

Martino, a pesar de las complicaciones que se presentaron durante la Copa Oro, se mantuvo fiel a ese ofrecimiento y el domingo se adjudicó el título con un triunfo de 1-0 sobre Estados Unidos en la final jugada en el Soldier Field de Chicago.

‘Leproso’ querido

Martino fue un mediocampista que comenzó su carrera en primera división en 1980 a los 17 años con Newell’s Old Boys y la cerró a los 34 con el Barcelona de Ecuador.

Con ‘Ñuls’ mostró su mejor versión como volante ofensivo: inteligente para generar juego y fino en el toque de pelota, pero no muy generoso en el despliegue físico. “Yo tenía mucha técnica”, presume, aunque también reconoce que “no corría”.

Como ‘leproso’ ganó tres títulos de liga (1987-88, 1990-91 y Clausura-1992) y rozó la gloria en la Copa Libertadores con dos subcampeonatos (1988 y 1992).

En tres etapas, Martino pudo encumbrarse como el jugador que más veces ha defendido el jersey rojinegro de su amado club rosarino: 509 partidos.

Sólo tuvo una experiencia en el fútbol europeo, con el Tenerife de España. Fueron unos cuantos meses de la temporada 1990-91 de los cuales no hay mucho que contar.

En Argentina también anduvo con Vélez Sarsfield y en un breve paso por Chile militó con O’Higgins.

Con la selección argentina estuvo en listas previas para la Copa del Mundo de 1986, pero al final Carlos Salvador Bilardo no lo llevó a México, donde la albiceleste se coronó campeona bajo la batuta de Diego Maradona.

Bielsa le indicó el camino

Su tercera y última época con Newell’s estuvo marcada por un hecho afortunado: su encuentro con el director técnico Marcelo Bielsa.

El ‘Loco’ hizo del ‘Tata’ un futbolista más completo porque no sólo le exigió mayor esfuerzo físico; también, mediante intensas charlas, le hizo pensar y reflexionar sobre el juego.

“Bielsa te marca una línea de conducta con seriedad, ética y honestidad2, apuntó Martino sobre el personaje que lo inspiró a ser director técnico.

Así, el discípulo se estrenó como entrenador en 1998 y sus primeras experiencias en el fútbol argentino fueron poco relevantes con Almirante Brown, Platense e Instituto.

Luego en el fútbol paraguayo, Martino profesó e inculcó en Libertad y Cerro Porteño el estilo protagonista y libre de especulaciones que aprendió de Bielsa.

La primera oportunidad con una selección le llegó en 2006 con Paraguay, que se había acostumbrado a quedarse en octavos de final en Copas del Mundo. Con “objetivos lógicos y no milagros”, el ‘Tata’ llevó a los guaraníes a los cuartos en Sudáfrica-2010.

Ya desligado de la ‘Albirroja’, Martino se reencontró con su amado Newell’s Old Boys. Lo libró del descenso y lo coronó en el Torneo Final 2013.

Reconocido como el discípulo más adelantado de Bielsa, en 2013 Martino fue contratado para dirigir dos años al Barcelona. Sólo ganó la Supercopa y renunció al término de la primera temporada.

Entonces se convirtió en seleccionador argentino. Logró dos subcampeonatos continentales y se fue por “dignidad” bajo la atmósfera enrarecida que cubría al fútbol de su país.

Éxito en América del Norte

La Copa América Centenario se jugó en Estados Unidos y Martino eligió ese país para vivir y trabajar con el Atlanta United de la Major League Soccer, equipo al que hizo campeón en 2018, cuando fue reconocido como Mejor Entrenador.

En la segunda mitad de esa campaña, el nombre de Martino ya sonaba con fuerza para dirigir a la selección mexicana.

Agotado por el trabajo cotidiano, Martino optó por volver a ser seleccionador y tuvo un buen inicio con México con siete triunfos en sus primeros siete partidos (cuatro amistosos contra rivales de Conmebol y tres contra adversarios de la Concacaf en la Copa Oro).

Costa Rica en cuartos de final y Haití en las semifinales se le complicaron al ‘Tricolor’Chica, pero los superó para llegar a la final contra Estados Unidos y ganarla 1-0.

Martino coronó a México con su característico 4-3-3 y sigue con su objetivo inicial: “una selección que tenga una idea que el hincha inmediatamente la entienda”.

El récord de Martino con el ‘Tri’ va en 10 partidos con nueve triunfos y un empate.

Comentarios