La audiencia de Red Bull a su director Christian Horner acaba sin una decisión

El 'team manager' de la escudería Red Bull Christian Horner se sometió a varias horas de declaración ante una comisión independiente por las acusaciones de "comportamiento inapropiado" de una empleada, sin que por el momento se conozca la decisión del equipo con su responsable principal.

Todo parece indicar, no obstante, que la decisión se conocerá antes de la presentación del coche para la nueva temporada, prevista para el próximo jueves, un acto que podría quedar ensombrecido por los hechos denunciados, cuya naturaleza no fue especificada.

La agencia británica Press Association y la BBC informaron que Red Bull aún no ha tomado una decisión respecto a Horner, luego de ocho horas de audición llevada a cabo en un lugar secreto de Londres el viernes.

De momento no ha trascendido ningún comentario de Red Bull Racing, ni de su casa matriz Red Bull GmBH, la compañía de bebidas energéticas, desde que el lunes se anunciara una investigación interna a raíz de las acusaciones lanzadas por una empleada contra Horner, que sí las desmintió categóricamente.

Los ensayos de pretemporada tendrán lugar en Baréin del 21 al 23 de febrero. La temporada se iniciará en el mismo Estado del Golfo el 3 de marzo.

Horner, de 50 años, es director de la escudería con sede en Milton Keynes (Reino Unido) desde su aparición en el 'paddock' de la Fórmula 1 en 2005.

Con él al mando, el equipo austríaco ganó siete títulos de campeón del mundo de pilotos, cuatro para el alemán Sebastian Vettel (de 2010 a 2013) y tres para el neerlandés Max Verstappen (de 2021 a 2023), y seis coronas mundiales de constructores (2010, 2011, 2012, 2013, 2022 et 2023).

Red Bull dominó la temporada pasada, al imponerse en 21 de los 22 Grandes Premios de la temporada.

Londres, Reino Unido. AFP.

Dejanos tus comentarios en Voiz


El Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 seguirá en Silverstone hasta el 2034

El Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 continuará celebrándose en el trazado de Silverstone hasta 2034, tras un nuevo acuerdo de diez años anunciado el jueves por el promotor del campeonato del mundo, Formula 1.

El Gran Premio de Gran Bretaña, organizado desde 1987 sin interrupción en Silverstone, "seguirá incluido en el calendario de la F1 hasta 2034 incluido, tras una renovación de diez años con el promotor Silverstone y su propietario, el British Racing Drivers Club (BRDC)", escribe la F1 en un comunicado.

"Este nuevo acuerdo permitirá al circuito de Northamptonshire (centro de Inglaterra) entrar en su novena década, tras haber acogido el primer Gran Premio de Fórmula 1 en 1950", precisa.

El circuito de Silverstone celebró aquel año la primera carrera de F1, el 13 de mayo de 1950, ganada por el italiano Giuseppe Farina (Alfa Romeo).

Situado sobre una antigua base de la Royal Air Force (RAF), cuenta a su alrededor con las sedes de varias escuderías, en un triángulo entre las ciudades de Birmingham, Londres y Bristol.

En la lista de los Grandes Premios más disputados en el campeonato del mundo desde 1950, el de Gran Bretaña sobre el rápido trazado de Silverstone ocupa el tercer puesto, por detrás de Monza (GP de Italia) y Mónaco. La 59ª edición del GP británico se celebrará el próximo 7 de julio.

La temporada 2024 de F1 arranca el sábado 2 de marzo en Baréin.

Londres, Reino Unido. AFP.

Dejanos tus comentarios en Voiz


Christian Horner, el gran patrón de Red Bull en el ojo del huracán

Director de la escudería de Fórmula 1 Red Bull desde hace casi 20 años, el británico Christian Horner es el principal artífice de los éxitos del equipo austríaco, dominador hegemónico de la disciplina, pero su futuro en el 'paddock' corre peligro tras ser acusado de "comportamiento inapropiado" hacia una persona que trabaja a sus órdenes.

Bajo la batuta del marido de la antigua 'Spice Girl' Geri Halliwell, Red Bull conquistó siete títulos de campeón del mundo de pilotos, cuatro para el alemán Sebastian Vettel (de 2010 a 2013) y tres para el neerlandés Max Verstappen (de 2021 a 2023), así como seis coronas mundiales de constructores (2010, 2011, 2012, 2013, 2022 y 2023).

No obstante, este recorrido dorado podría terminarse de manera abrupta para el hombre nacido hace 50 años en Leamington (centro de Inglaterra): objeto de una investigación independiente comandada por Red Bull tras unas acusaciones de "comportamiento inapropiado" que él ha negado con firmeza, la suerte del dirigente podría dar un giro de 180 grados.

Hasta ahora, Horner ha maniobrado de forma brillante a los mandos de Red Bull, escudería austríaca que ha dirigido con pericia desde su llegada de puntillas al mundo de la F1. Sus éxitos le han valido incluso ser honrado el pasado mes de diciembre por el Rey Carlos III, quien lo nombró comandante del Imperio británico.

Antiguo piloto de Fórmula 3 y Fórmula 2 británicas y de Fórmula 3000, Horner no tardó en labrarse una carrera de dirigente al ponerse al mando en 1999 de la escudería Arden International, de la que es cofundador y que compitió en Fórmula 3000, el equivalente de la Fórmula 2 actual.

Allí permanecería hasta 2004, año que cerró con el doblete de títulos pilotos y constructores.

- Patrón de escudería con 31 años -

Cuando el austríaco Dietrich Mateschitz, cofundador de Red Bull, gigante de la bebida energética, compró la escudería Jaguar para lanzar Red Bull Racing en 2005, fichó a Horner, quien con sólo 31 se vio propulsado a la F1, convirtiéndose en el Team Principal (director) más joven de una escudería en la historia.

A pesar de la falta de preparación, el equipo con sede en Milton Keynes (Inglaterra) obtiene un soberbio resultado en su primer Gran Premio en marzo de 2005 en Australia, con el cuarto puesto del británico David Coulthard y el 7º del austríaco Christian Klein.

Red Bull logrará su primer podio el año siguiente en Mónaco con Coulthard, pero tuvo que esperar hasta 2009 para lograr sus primeras victorias de la mano de Sebastian Vettel, en el inicio de un primer ciclo de dominio.

El alemán se convertirá en efecto en el digno sucesor de su ilustre compatriota Michael Schumacher, séptuple campeón del mundo, al conquistar cuatro coronas mundiales consecutivas de 2010 a 2013.

Red Bull, equipo entonces con un motor Renault, firmó también cuatro dobletes al adjudicarse también el título de constructores.

A esa época siguió la hegemonía de Mercedes en F1, con la llegada de los motores híbridos, pero Horner logró mantener a la escudería en el trío de cabeza, salvo en 2015 (4º).

- Adicto a la victoria -

"Subimos al podio en más de la mitad de las carreras. Pero, por supuesto, hay también días difíciles. Todo lo que podemos hacer es esforzarnos para reencontrar esa sensación de victoria. Así, incluso durante el periodo en que Mercedes era el equipo dominante, es eso (esa búsqueda) lo que nos impulsó a superarnos en todos los campos", afirmaba Horner el pasado mes de diciembre en una entrevista publicada en la página de internet de Red Bull.

Y en los momentos más complicados Horner demostró personalidad para tomar decisiones difíciles. Remplazar una vez iniciada la temporada, en mayo de 2016, al ruso Daniel Kvyat por Max Verstappen, entonces en Toro Rosso, escudería asociada a Red Bull, fue una de ellas.

Esa apuesta dio sus frutos. Verstappen se proclamó campeón del mundo en 2021 en el último Gran Premio, privando al británico Lewis Hamilton (Mercedes) de un octavo título mundial récord.

Desde entonces, Red Bull no ha encontrado rival. Un doblete mundial pilotos-constructores en 2022 fue seguido de otro en 2023, al término de una temporada casi perfecta con 21 victorias en 22 carreras.

Al igual que su piloto estrella, Horner mantiene la sed de victorias.

"Una vez que la pruebas, la victoria crea una dependencia que lleva a hacer siempre más", confiesa.

París, Francia. AFP.

Dejanos tus comentarios en Voiz

Ir arriba