Polideportivo

Kobe Bryant, la obsesión con la victoria

26 Ene 19:34
Polideportivo

Kobe Bryant, la obsesión con la victoria

26 Ene 19:34

Sus ídolos eran Magic Johnson y Michael Jordan y se unió a ellos como una leyenda. En veinte temporadas con la camiseta de Los Angeles Lakers en la NBA, Kobe Bryant, fallecido este domingo a los 41 años en un accidente de helicóptero, solo tenía una obsesión: ganar.

Una obsesión que sus compañeros de equipo, sus entrenadores y el público para el que fue, y seguirá siendo, no siempre entendieron.

Fue una megaestrella del deporte mundial. Sin embargo, de niño, se creía “la vergüenza de su familia”.

Como muchos “hijos de”, sufrió la comparación con su padre, Joe Bryant, quien le dio este nombre inusual, eligiéndolo, según la leyenda, del menú de un restaurante japonés, y que jugó ocho temporadas en la NBA entre 1975 y 1983, antes de ganarse la vida en el campeonato italiano.

Desde sus ocho años en Italia, Bryant junior ha mantenido un amor desmesurado por el fútbol, un sólido dominio del italiano, así como bases técnicas y fundamentos tácticos, poco comunes en la NBA.

Pero a su regreso a los Estados Unidos en 1992, el flaco adolescente, vestido con la camiseta de su ídolo Magic Johnson, luchó por jugar incluso unos minutos por partido en el equipo del colegio de Lower Merion, en Filadelfia.

Después de cuatro años de arduo trabajo, era la estrella de su escuela secundaria. En lugar de unirse a una de las prestigiosas universidades que lo cortejaban, saltó directamente a los pasos de la NBA: en el Draft de 1996, fue elegido en el puesto 13 a los 17 años por Charlotte, que después lo vendió inmediatamente a los Lakers.

– Adicto al trabajo –

La NBA y el mundo del baloncesto estaban en medio de la “Jordanmanía”: la estrella de los Chicago Bulls ha reemplazado por varios años a Magic Johnson en el panteón personal de Bryant.

Después adoptó sus expresiones faciales y se inspira en su juego aéreo y físico.

“Su obsesión con Michael era obvia”, dijo Phil Jackson, el entrenador que ganó seis títulos de la NBA con Jordan en Chicago, y luego cinco con Bryant a la cabeza de los Lakers.

Mientras Jordan vivió los últimos años de su reinado, Bryant comenzó a hacerse un nombre y se presentó, por su estilo espectacular, su aplomo, incluso su insolencia, como su sucesor natural.

Jackson organizó en 1999 una reunión entre los dos jugadores con la esperanza de que Bryant, que a veces era incontrolable, se inspirara en la sabiduría y el altruismo de Jordan.

“Lo primero que le dijo fue: ‘Si hacemos un uno contra uno, te pateo el trasero'”, recordó, aún prohibido, Jackson en su autobiografía.

La era de Kobe Bryant estaba a punto de comenzar: asociado con Shaquille O’Neal, dominan la NBA durante tres temporadas consecutivas, de 2000 a 2002.

Bryant era un adicto al trabajo inigualable: largas sesiones de tiro hasta altas horas de la noche después del entrenamiento oficial, análisis de los escritos de los entrenadores estadounidenses y europeos, y largas sesiones de preparación física.

– “Querido baloncesto” –

Se dijo que era monomaníaco, lo que le valió una pelea con ciertos compañeros de equipo, incluido O’Neal, que optó por irse a Miami en 2004.

Conocido como “la Mamba Negra”, en 2003 vive el período más oscuro de su carrera, lo que empañaría su imagen para siempre: una empleada de un lujoso complejo hotelero de Edwards (Colorado) donde se alojaba para recuperarse después de una artroscopia de rodilla, lo acusa de violación.

Ante los tribunales, admitió haber tenido relaciones sexuales con la joven de 19 años que, según él, le había dado su consentimiento.

El juicio finalmente se canceló después de la negativa de la presunta víctima a testificar y con quien llegó a un acuerdo extratribunales.

Convertido en el jugador de baloncesto más conocido y mejor pagado del planeta, Bryant escribió su leyenda con sus 81 puntos anotados en 2006 contra Toronto, sus cinco títulos de la NBA, sus dos coronas olímpicas, sus 18 participaciones en el Juego de las Estrellas, más de 33.000 puntos anotados y una gran cantidad de récords.

Pero su final de reinado fue doloroso, con repetidas lesiones graves, los Lakers en plena derrota y estadísticas personales a media asta. Hasta el 29 de noviembre de 2015, cuando en un poema dirigido a su “Querido baloncesto”, reconoce que “(su) cuerpo sabe que ha llegado el momento de decir adiós”: “Te di todo porque es lo que hacemos cuando algo te hace sentir tan vivo”.

Fuente: Los Angeles, Estados Unidos | AFP |

Comentarios

Fútbol Paraguayo

El VAR determina la victoria de Guaraní contra Cerro Porteño

FOTO: Nadia Monges. | 26 Ene 22:28
FOTO: Nadia Monges.
Fútbol Paraguayo

El VAR determina la victoria de Guaraní contra Cerro Porteño

26 Ene 22:28

En la “Toldería”, Guaraní se hizo fuerte en su casa y derrotó por la mínima diferencia a Cerro Porteño. Un solitario gol de José Florentín en el amanecer del juego, le dio la primera victoria al equipo dirigido por Gustavo Costas.

Sobre el final del partido, la polémica no estuvo ausente. Un tiro libre ejecutado por Josué Colmán y en una fina posición de adelanto según el software del VAR, determinó que el gol anotado por “Kure’i” Ruiz no suba al marcador.

En cuánto al trámite del juego, hay que decir que el tanto del triunfo del “Cacique” ocurrió a los dos minutos. Rodney Redes sacó un remate y “Popi” Muñoz dejó el rebote en el área, para que Florentín aproveche y la mande a guardar.

Esto obligó al “Ciclón” a ir en pos del empate. “Pachi” Carrizo sacó un potente remate y le hizo lucir a Gaspar Servio. La respuesta del “Aborigen” fue tras un creo entre Redes-Patiño que ganó el aurinegro y asistió a Maná, que le regaló el balón al arquero.

Las dos últimas situaciones claras del primer tiempo, pasaron por un remate al ras del césped de Palau que pasó cerca y un cambio de frente para la posterior volea de Bobadilla que hizo extremar recursos al golero cerrista.

En la complementaria, Bobadilla metió un pase al vacío para Redes y este último sacó un derechazo cruzado que pasó cerca.

Seguidamente, el ente de Barrio Obrero dispuso un par de chances. En primera instancia, Lucena le sirvió un pase entre líneas al “Conejo” y el delantero increíblemente en las puertas del área chica, remató de zurda sobre el travesaño.

Por último, el “Pika” asistió a Haedo y entre Servio más el defensor Ramírez, salvaron el arco aurinegro. Así, el “Legendario” suma 4 puntos y el Ciclón se queda con tres unidades.

Detalles del juego

Estadio: Rogelio Livieres.
Árbitro: Juan Gabriel Benítez.
Asistentes: José Cuevas y José Villagra.
Cuarto árbitro: Julio Quintana.

VAR: Fernando López.

AVAR: Héctor Balbuena.

Gol: 2′ José Florentín (Guaraní),
Amonestados: Miguel Benítez, Raúl Bobadilla, Édgar “Pájaro” Benítez (Guaraní), Juan Patiño, Federico “Pachi” Carrizo, Raúl Cáceres (Cerro Porteño).

Recaudación: 37.480.000 guaraníes por 1.204 pagantes y 1.909 ingresantes.

Alineaciones:

Guaraní (1): Gaspar Servio; Iván Ramírez, Jhohan Romaña, Cristian Javier Báez, Miguel Benítez; Rodrigo Fernández, José Florentín, Wálter Clar, (70′ Ángel Benítez), Rodney Redes; Raúl Bobadilla, (91′ Édgar “Pájaro” Benítez), Nicolás Maná, (65′ Bautista Merlini). DT: Gustavo Costas.

Cerro Porteño (0): Rodrigo “Popi” Muñoz; Raúl Cáceres, Marcos Cáceres, Juan Patiño, Alan Rodríguez; Federico “Pachi” Carrizo, (69′ Jorge “Conejo” Benítez), Juan Aguilar, Marcelo Palau, (59′ Ángel Cardozo Lucena), Óscar “Kure’i” Ruiz; Diego Churín, (59′ Josué Colmán), Nelson Haedo Valdez. DT: Francisco “Chiqui” Arce.

Comentarios

Fútbol Paraguayo

Sol derrotó a Luqueño y suma sus primeros puntos

Nildo Viera le dio el triunfo a Sol de América. Foto: Atilio Fernández. | 26 Ene 19:58
Nildo Viera le dio el triunfo a Sol de América. Foto: Atilio Fernández.
Fútbol Paraguayo

Sol derrotó a Luqueño y suma sus primeros puntos

26 Ene 19:58

En Villa Elisa, Sol de América hizo efectiva la localía y derrotó por la mínima diferencia al Sportivo Luqueño, que sumó su segunda derrota en el Torneo Apertura. En contrapartida, el “Danzarín” obtuvo sus primeros puntos.

Desde el inicio del juego, fue el elenco local el que más buscó el pórtico rival. Prueba de ello es cuando a los siete minutos Federico Jourdan ejecutó un córner y el cabezazo de Iván Villalba pegó en el travesaño.

Más adelante, se repitió esta misma fórmula y el arquero Campisi extremó recursos para salvar su arco. Cuando parecía que el marcador se iba en blanco al descenso, apareció el desequilibrio de Jourdan al gambetear a Cabrera y este último cometió el penal. Nildo Viera canjeó la pena máxima por gol para la alegría de su equipo.

Ya en la complementaria, el “Auriazul” entró con otra mentalidad. Pero eso no fue suficiente y a los diez minutos de la complementaria; el “Azul” tuvo un tanto anulado por VAR, debido a que en la jugada Matías Pardo tocó el balón con la mano. En los últimos minutos, la visita fue con todo en búsqueda del empate pero no tuvo éxito.

Detalles del juego

Estadio: Luis A. Giagni.
Árbitro: José Méndez.
Asistentes: Eduardo Cardozo y Julio Aranda.
Cuarto árbitro: Giancarlos Juliadoza.

VAR: Carlos Paul Benítez.

AVAR: Eduardo Britos.

Gol: 46′ Nildo Viera (Sol de América)
Amonestados: Tomás Rojas, Aldo Vera (Sol de América), Aníbal Gómez, Aldo Quiñónez, Kevin Serna, Wildo Alonso (Sportivo Luqueño).

Recaudación: 8.400.000 guaraníes por 280 pagantes y 520 ingresantes.

Alineaciones:

Sol de América (1): Víctor Centurión; Iván Cazal, Iván Villalba, Milciades Portillo, José Canale; Federico Jourdan, (87′ Federico Acuña), Édgar Ferreira, Aldo Vera, Tomás Rojas, (66′ Diego “Mudo” Valdez); Matías Pardo, Nildo Viera, (72′ César Villagra). DT: Pablo “Pollo” Escobar.

Sportivo Luqueño (0): Nicolás Campisi; Richard Cabrera, Paulo Lima, Aníbal Gómez, Wildo Alonso; Aldo Quiñónez, Fernando Benítez, (30′ ST Elías Meza), Blas Díaz, (45′ Kevin Serna), Orlando Gaona Lugo, (13′ ST Valdeci Moreira); Cristian Paredes, Isidro Pitta. DT: Celso “Chito” Ayala.

Comentarios