La travesía diaria de Ernesto "Pinti" Álvarez en Crucero del Norte

POR DANIEL ARÉVALOS

“A quien madruga, Dios le ayuda”, reza un viejo refrán pero se ajusta perfectamente a un futbolista compatriota que se levanta bien temprano todos los días para llegar al lugar de entrenamiento cruzando la frontera.

Es sabido que el fútbol requiere mucho sacrificio para los jugadores, no sólo en lo físico sino en otros aspectos de la vida, como una alimentación saludable y un buen descanso entre otras cosas, pero a veces se presentan situaciones donde hay que poner algo más como en el caso de Ernesto “Pinti” Álvarez (33) que actualmente milita en el club Crucero del Norte que participa en el torneo Federal A del fútbol argentino.

En comunicación con VERSUS, el pintoresco atacante que jugó en varios clubes de Primera División e Intermedia de nuestro país y también con experiencia en el extranjero (Argentina, México y Colombia), comentó una situación muy particular que afronta todos los días para llegar al lugar de entrenamiento al lado argentino (Posadas), hasta llegar a Garupá sede de Crucero del Norte.

La distancia es corta (unos 16 kilómetros, vía terrestre), pero la espera es larga para cruzar el puente (San Roque González), por los controles y la cantidad de personas que utilizan el cruce fronterizo.

“Todos los días me levanto las cuatro de la mañana para ir a entrenar. No es por la distancia es por el tiempo de espera para cruzar el puente, se tarda entre una hora y media y dos para pasar al lado argentino. Es un poco sacrificado pero al mismo tiempo una linda experiencia”, relató el atacante con su acostumbrada buena onda.

Además de “Pinti” otros dos paraguayos integran el equipo de Crucero del Norte, Alex Garay, ex Rubio Ñu y Tobías Arévalo, quien en su momento integraba el equipo del Deportivo Santaní.

“Por motivos familiares (la esposa de “Pinti” trabaja en Encarnación), viajo cada día a Posadas, voy con Alex Garay que también vive en Encarnación, a veces llegamos bien temprano y otras veces un poco tarde, la práctica comienza las ocho y media, pero ellos (los argentinos), tienen una hora más que nosotros”, explicó.

“Cuando no hay mucha gente, cruzamos rápido el puente, llegamos temprano al club y tenemos la ventaja de dormir nuevamente en la pensión que queda justo por encima de nuestro vestuario hasta por lo menos media hora antes del entrenamiento”, refiere el futbolista.

Foto: Crucero Oficial.

“A la vuelta ya no hay inconvenientes se pasa rápido la frontera, nosotros volvemos al terminar la práctica, incluso me da tiempo de recogerle a mi hijo del colegio en Encarnación y estamos en casa para a hora del almuerzo”.

“Pinti”, retornó al Crucero del Norte luego de siete años y es su tercer ciclo en la institución, anteriormente estuvo (2013/14), volvió en 2015, es uno de los referentes del equipo posadeño con cuatro goles y cuatro asistencias en ocho fechas disputadas.

En cuanto al nivel del campeonato, el futbolista aseguró. “La competencia aquí es dura en ésta categoría, me atrevo a decir que mucho más que nuestro fútbol de primera. Gracias a Dios estoy teniendo mucha regularidad, fui titular en todos los partidos, tengo cuatro goles marcados hasta el momento y cuatro asistencias”, remarcó.

“Crucero es una institución bien organizada y seria, cumplen con nosotros en todo lo prometido”, aclaró que no hay premio, pero sí un buen salario. “En mi caso me siento muy cómodo porque son los mismos directivos de cuando estuve años atrás”.

En cuanto a su objetivo, refirió. “La intención siempre es llegar al título, el campeonato recién comienza y todos los clubes se prepararon muy bien con esa misma intención, pero iremos paso a paso”.

Atendiendo su buen rendimiento actual, si piensa volver al fútbol paraguayo en el segundo semestre del año, dijo. “No, por ahora estoy bien aquí y quiero continuar, espero que podamos conseguir el ascenso. El acuerdo en principio es por un año” concluyó.

Dejanos tus comentarios en Voiz


La faceta desconocida de Bruera, el goleador "académico" de Nacional

POR DANIEL ARÉVALOS

No siempre un futbolista se lleva de la mano con los estudios, por distintas razones. Algunas pueden ser el poco tiempo entre entrenamiento, partidos y viajes, también las exigencias de los trabajos que limitan la debida atención para el buen aprendizaje.

Aún así, hay jugadores que dedican sus escasos espacios libres al estudio, tal es el caso del argentino Facundo Bruera (23), delantero de Nacional que aparte de ser un gran goleador le gusta estudiar y actualmente cursa el cuarto año de Abogacía.

En comunicación con VERSUS, el delantero de la Academia contó que no soltó los libros a pesar de haber dejado su país. La tecnología le permite seguir sus estudios de manera virtual. Está llevando dos materias del cuarto año y está muy optimista en terminar la carrera pese a las dificultades que se les presentan por el trajín de un futbolista profesional.

Foto: Archivo.

El atacante argentino también comentó cómo llegó a Nacional y su pronta adaptación al equipo. Es el goleador del conjunto tricolor (siete tantos), En las tres primeras fechas fue alternativa, pero a partir de la cuarta, se ganó la titularidad.

Cuando culminé la secundaria, comencé a estudiar en la Universidad, estoy cursando Abogacía, es algo que me gusta, un primo también sigue esa carrera y me motivó bastante”, expresó el atacante argentino que se convirtió en el nuevo ídolo de los nacionalófilos.

Ahora estoy llevando dos materias de manera virtual, felizmente la tecnología permite esta posibilidad. Voy avanzando de a poco, la idea es culminar la carrera”, admitió.

Si en qué momento se dedica a los “libros”, dijo. “Depende, si la práctica es por la mañana leo de tarde, si es por la tarde, hago por la mañana. Últimamente estamos entrenando por la tarde. Las clases, generalmente son a la tardecita noche y de manera virtual”.

Inicio y su llegada a Nacional

Se inició en Estudiantes de la Plata, club donde militó por 10 años pasando por todas las categorías formativas y juveniles aunque no llegó a debutar en primera, luego pasó al Independiente Rivadavia, Quilmes y últimamente en Brown de Adrogué, todos equipos del Ascenso argentino.

En Brown de Adrogué (2020/2021) marcó 17 goles, los que fueron suficientes para que Nacional ponga los ojos por el goleador argentino.

Vine a Nacional a través de un intermediario quién me hablo de la posibilidad de jugar en un club de Paraguay. Me comentó que el proyecto es bueno, que es un club serio y ordenado. Acepté y tengo un acuerdo de un año, hasta diciembre del 2022”, explicó Bruera.

Explicó además que no tiene representante, pero su padre, cumple ese rol para tomar las decisiones y en manejar los acuerdos.

El argentino asomó tímidamente en los primeros partidos del torneo, pero apenas tuvo minutos, rápidamente se ganó un lugar en el equipo titular, primero con el entrenador Hernán Rodrigo López y se mantuvo con Pedro Sarabia, a consecuencia de sus buenas actuaciones.

Foto: Archivo.

Bruera en la primera fecha ingresó en el segundo tiempo en el empate de Nacional 0 a 0 con Sol. En la fecha siguiente ante Cerro Porteño, estuvo en el banco, pero no ingresó. Ya en la tercera fecha mostró su sello de goleador marcando un tanto en la derrota de su equipo (3 a 1) con Resistencia.

Desde la cuarta fecha se ganó la titularidad y es el goleador del equipo y tercero del torneo con ocho anotaciones.

Perfil bajo

Como goleador, el joven delantero ya está en el radar de algunos clubes grandes, sin embargo, prefiere no distraerse en el futuro, según expresó. “No quiero pensar en que puede pasar más adelante, mejor enfocarme plenamente a Nacional, un club me trata muy bien, estoy cómodo, me gusta la ciudad y quiero ir paso paso”.

El ofensivo argentino, traslada su mérito de goleador a sus compañeros, explicando: “Gracias a los compañeros estoy marcando los goles. Lo importante es la buena complementación y que el equipo siga en alza. Desde que llegué me atienden de muy buena forma y la institución cumple con nosotros”.

En otro momento, Bruera admitió que a pesar de tener un buen relacionamiento con todos los compañeros, con quien más comparte es con su compatriota Bruno Cabrera, (zaguero central), ya que coincidieron en las formativas de Estudiantes de la Plata.

 

Dejanos tus comentarios en Voiz


Joel Ronaldo Jiménez: "Siempre quise competir contras los grandes"

POR DANIEL ARÉVALOS

Es un jugador joven, pero con mucho recorrido y experiencia, a tal punto que esta es su segunda participación a nivel de Copa Sudamericana en filas de Guaireña, anteriormente ya disputó defendiendo los colores de Cerro Porteño (2017).

Joel Elías Ronaldo Jiménez Cabrera (24), lateral izquierdo del representativo guaireño. En VERSUS, nos cuenta toda su expectativa para los próximos partidos por la Copa Sudamericana. También su inicio y recorrido y los objetivos futuros.

Fue integrante de las divisiones menores de la selección nacional dirigida en su momento por Gustavo Morinigo. Es más, fue invitado por el entonces técnico de la Albirroja absoluta Ramón Díaz como sparring a Perú en las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

Foto: Gentileza.

Es mi segunda Copa Sudamericana, antes en el 2017 ya jugué estando en Cerro Porteño. Recuerdo enfrentamos a Boston River (de Uruguay), Ahora feliz por esta nueva oportunidad porque venía de no jugar prácticamente seis meses, ya que en Sol de América (segundo semestre 2021) casi no jugué”, explicó Joel Jiménez.

Me gusta el grupo que nos toca (Grupo E), siempre quise competir contra los grandes como por ejemplo Sao Paulo (Brasil), Racing (Argentina) y se dio así porque tanto el Internacional (Brasil) y el DIM (Colombia), son equipos muy representativos”. (Completa el Grupo E el club 9 de Octubre de Ecuador), resaltó Joel Jiménez

Nos queda tomar con mucha responsabilidad estos partidos, sin dejar de disfrutar el momento. Pero es fútbol, terminó eso de ganar con la camiseta, así que nosotros estamos trabajando calladito para potenciar lo que ya venimos haciendo, esperando que todo salga bien”.

El objetivo en esta competencia es pelear de igual a igual, nada es imposible, porque no pensar dar un batacazo y meternos en los octavos de final o por lo menos hacer una buena campaña y dejar en alto el prestigio de Guaireña y demostrar que está hecho para competir”, destacó el futbolista.

Sin duda una participación internacional es importante y ayudará a los futbolistas a llegar a sus respectivos objetivos personales”, agregó.

Con relación a las seguidillas de partidos entre Copa y torneo local, dijo. “El técnico decidirá como plantear esa situación. Uno como jugador quiere jugar todos los partidos, siempre que el físico responda, sabemos que por momento puede ser complicado por los viajes, pero debemos estar preparados y a disposición del entrenador”.

El lado desconocido de su nombre

Mi nombre completo es Joel Elías Ronaldo, pero en realidad todos me conocen por Joel, los demás (nombres), casi están demás, pero tiene una historia”, reconoce el futbolista.

Mi madre era fan de Ronaldo (Luis Nazário de Lima), el extraordinario jugador brasileño y quería que lleve ese nombre, pero mi padre no quiso porque prefirió que llevara su nombre (Elías). Entonces, mamá se avivó y me puso los dos nombres y le agregó uno más” (Joel), rememoró.

En otro momento, recordó del porqué no se consolidó en Cerro Porteño, dijo. “Soy consciente que capaz me faltó un poco más de madurez para lo que es la exigencia en ese club, pero bueno son situaciones que uno va aprendiendo estando en otro club”, apuntó.

Si desearía volver alguna vez a Cerro, ya con más experiencia, resaltó. Más que volver a Cerro, me gustaría estar en uno de los clubes grandes o pegar un salto al exterior. Considero que ya adquirí una madurez suficiente como tomar grandes desafíos y porque no pensar en la selección ya que actualmente se está renovando el plantel”.

Inicio y recorrido

Jiménez surgió en la cantera de Cerro Porteño, debutó muy joven en Primera división aunque no tuvo mucha regularidad por lo que tuvo que emigrar a otros clubes, incluyendo un fugaz paso por el fútbol argentino.

Comencé a jugar en Cerro Porteño desde la Escuela de fútbol, pasando por todas las categorías, hasta debutar en primera división en el año 2017, luego tuve un paso por el club 3 de Febrero de Ciudad del Este, (Primera división). Posteriormente pasé al club Fernando de Mora (Intermedia). Después tuve un paso por el Fútbol argentino en el Central Norte (Segunda División), nuevamente retorné a Cerro Porteño” recordó.

En el 2020 terminó mi contrato con Cerro y al año siguiente fiché por Sol de América, donde en el torneo Apertura tuve mucha regularidad, pero cuando se cambió el entrenador jugué poco, entonces opté en salir para éste año y arreglé con Guaireña”.

Aquí en Guaireña se armó un buen grupo con los jugadores que ya estaban n el plantel, más los que nos acoplamos para ésta temporada. Un plantel muy unido comprometido con el trabajo y el objetivo. Lastimosamente no empezamos bien el torneo, pero de a poco estamos mejorando, con el último triunfo nos acomodamos mejor en la tabla”.

Foto: Gentileza.

Técnico de referencia

Como casi siempre ocurre a cada futbolista, tiene un entrenador referente, de quien aprendió cosas que lleva a la práctica en su recorrido futbolístico. Al respecto, Joel recuerda que aprendió mucho de Gustavo Florentín quien fue su formador.

Desde las Formativas en Cerro Porteño le tuve como entrenador a Gustavo Florentín, también en la Reserva y luego en primera División y como si fuera poco también fue mi técnico en Sol de América, así que es un profesional que me formó y de quien aprendí muchas cosas. Es un entrenador que me ayudó mucho a crecer profesionalmente”, remarcó.

Dejanos tus comentarios en Voiz

Ir arriba