Los hermanos Ayala, dueños absolutos del futsal paraguayo

Notas

"Gary" y "Yiyi", los inseparables que no se cansan de ganar títulos en la cancha chica. Acaban de conquistar el tetracampeonato en la Liga Premium y ahora apuntan a la segunda Libertadores para Cerro Porteño.

Por Christian Pérez / TW: @chrisperezz7/ Contacto: cristian.perez@gruponacion.com.py

Pasión, talento, seriedad, dedicación, fantasía, profesionalismo, constancia y una ambición sin límites, hacen de los hermanos Ayala, los dueños absolutos del futsal paraguayo. Los mellizos de Villa Hayes -Bajo Chaco-, Rodrigo Gabriel, más conocido como “Gary” y Rodrigo Emanuel, apodado “Yiyi”, se juntaron una vez más, pero ahora fuera del campo, para contarle a VERSUS, algunas cuestiones, secretos y vivencias experimentadas a lo largo de más de 15 años de carrera profesional.

Con 32 años, acaban de conquistar el tetracampeonato consecutivo de la Liga Premium con Cerro Porteño, con el que además han logrado alzar la Copa Libertadores, marcando un hecho único, ya que el Ciclón es el único equipo no brasilero en alzar ese preciado trofeo internacional.

Con la selección paraguaya han jugado Mundiales, Copa América, pero ellos quieren más. Se acostumbraron a ganar y apenas terminado el torneo local, ambos piensan inmediatamente en la segunda Libertadores y aunque falta un montón, se mentalizan para clasificar al Mundial de Futsal FIFA del 2020.

Siempre juntos, hasta en los calentamientos. Foto: APF Futsal.

Llevan más de 15 años jugando juntos de manera profesional, incluso 9 temporadas en Italia (Monte Silviano c5, Pescara C5, Luparense, Canottieri Lazio C5 y Finplanet Fiumicino), donde se perfeccionaron plenamente. Entre ambos juntan cerca de 50 títulos en la cancha chica, tanto en Futsal FIFA, disciplina en el que tienen 12 campeonatos oficiales cada uno y fútbol de salón (regulada por la AMF), especialidad en la que han conquistado Nacionales de mayores, juveniles, Campeonato Nacional de Clubes, Supercopa e infinitas competencias.

¿Siempre jugando juntos futsal?

Decir que toda la vida jugaron juntos y en la modalidad 5 vs. 5, no solo es una exageración, sino una mentira. Alguna vez llegaron a jugar al fútbol de campo y fue en las inferiores de Olimpia y jugando fútbol de salón, llegaron a disputar un Nacional por diferentes selecciones.

Talento le sobraba a ambos. Tras ser campeones (en futsal) con su selección, Villa Hayes, donde nació todo, se aventuraron a probar en la cancha grande. Fue así que en el 2002 llegaron a estar un año en las inferiores del club Olimpia. “Gary”, siempre más corpulento y dispuesto a chocar, fue volante central, mientras que “Yiyi” aprovechaba su velocidad y capacidad de desequilibrio para ser mediocampista por derecha. La cosa no duró mucho y volvieron al campo reducido, donde sin dudas han demostrado ser los mejores de los últimos tiempos.

Los hermanos son el alma de Cerro futsal. Foto: APF Futsal.

En cuanto a títulos, “Yiyi”, el hombre de la magia, le saca una vuelta de diferencia al gran capitán, “Gary”. En el 2013, llegaron a separarse por única vez. Rodrigo Emanuel se puso la camiseta de Horqueta y Rodrigo Gabriel defendió el escudo de Amambay.

Fue victoria del equipo del Departamento de Concepción por 2-0 y para colmo, el “melli” -‘Yiyi’- hizo uno de los goles. “Me pateó bastante”, recuerda entre risas el jugador más desequilibrante de la actualidad del futsal paraguayo. “Es mentira, le di lo suficiente, nada más”, retruca con una mirada pícara el capitán de la selección paraguaya.

 

“Gary”, un líder nato

“Gary”, sereno, meticuloso, analítico, siempre apostando la razón, con un juego físico exhuberante y con un carácter de líder nato, habla de su pasión por esta disciplina; cuenta cómo empezó a amar el fútbol chico y explica con claridad por qué Cerro Porteño es el amo y señor del Futsal FIFA paraguayo.

“El amor por el futsal nació con la partida de mi hermano mayor Juan Manuel Ayala, quien fue un gran jugador. Nuestros padres querían que nos dedicásemos al futsal o fútbol de salón. En honor a mi hermano, fundaron un club llamado 1 de julio, en memoria a la fecha de nacimiento de Juan Manuel. Ahí empezó todo”, recordó.

Gary Ayala, el capitán de Cerro y la selección paraguaya. Foto: Futsal CCP

“En cuanto a lo que es Cerro, nosotros nunca pensamos que ganar un título más sea suficiente. Queremos más y más. El grupo se acostumbró a eso. Cerro futsal se maneja de manera profesional. Nos dedicamos solamente a este deporte, y quizás ahí sacamos diferencia. Pero además de eso, el secreto está en formar un verdadero grupo. Es fácil decir de boca para afuera, ‘es unido’ y montón de cosas. Pero ahí nosotros tenemos las reglas claras, cada quien se dice las cosas en la cara y dentro del grupo. Todo se soluciona de frente”, explicó el único hombre de Cerro Porteño que como capitán hasta ahora ha levantado una Copa Libertadores.

En cuanto al privilegio de ser campeón en todos lados con su hermano, “Gary” dijo que es imposible de explicar. “Se tiene que vivir para sentir. Nosotros venimos jugando prácticamente toda la vida. No hay nada comparado con eso. Con palabras no se explica”, aseguró.

La mayor felicidad incompleta

En su carrera ha ganado incontables títulos en todos lados, pero para el capitán de la selección paraguaya tiene uno muy especial, y es el conquistado en el 2016 con Cerro Porteño: La Copa Libertadores.

Campeones de la Libertadores 2016. Como capitán, Gary levantó el trofeo continental. Foto: La Nación

Si bien fue su mayor alegría como jugador de futsal, Rodrigo Gabriel, confesó que a ese momento le faltó algo: “Fue en le día del padre y él (su papá) ya no está con nosotros. Me hubiese gustado levantar esa Copa y dedicárselo a él”, recordó.

Impotencia

Cerro Porteño es el rey del futsal paraguayo, es el único equipo no brasileño en conseguir una Libertadores en la disciplina, pero no tiene una cancha decente para entrenar ni jugar de local. Debe recorrer cada día para buscar y encontrar un local para practicar.

Gary se refirió al respecto y pidió apoyo de los directivos, para dejar de estar alquilando canchas para entrenar. “Lo que siento es más impotencia y dolor. Somos muy pocos valorados los que jugamos futsal. Después de haber logrado todo, lo mínimo que nos merecíamos es un estadio, por lo que representa Cerro como institución. Ojalá podamos tener nuestro polideportivo, es el sueño de todos”, destacó.

 

“Yiyi”, ¡invente maestro!

Atrevido, encarador, veloz, astuto y un mago con la pelota en los pies, ese es Rodrigo Emanuel Ayala. Utiliza a la perfección ambas piernas. La pisa con la zurda, engancha con la diestra, tira una pared con la izquierda y remata con la derecha. Indescifrable. Para muchos conocedores del fútbol chico, “Yiyi” es el mejor jugador ofensivo de la actualidad.

Mucho más espontáneo, emulando a su juego, el hombre que siempre usa la “2”, habló del nuevo título en la Premium, que para él tuvo un sabor muy especial. “Lo especial para mí, es que perdimos el invicto. Eso dolió y mucho. Nos tocó bastante. Pero era necesario. Esa derrota contra Olimpia fue el cachetazo que necesitábamos para volver a ser el Cerro ganador”, reflexionó.

Aunque parezca poca cosa, el haber perdido luego de 82 partidos, impactó mucho en los jugadores, según contó: “Parecía un velorio el vestuario, caímos a tierra de que perdimos algo súper importante”.

El Ciclón experimentó una sola derrota en los últimos 85 encuentros disputados en la Liga Premium. ¡Una locura!.

Para él, Cerro debe buscar la segunda Copa Libertadores. No se conforma con nada de lo que han conseguido hasta ahora. “Tenemos la obligación de mantenernos siempre arriba, tenemos el mejor plantel, pero llegar suele ser más fácil, mantener esa ambición lo que más cuesta. Apuntamos bien arriba. Queremos buscar la segunda Libertadores. El plantel de Cerro está preparado eso”, aseguró.

Los hermanos Ayala son algunos de los pocos atletas que viven del futsal, sin realizar otro tipo de actividad o trabajo. Ellos se manejan como profesionales dentro y fuera de la cancha, algo que marca la diferencia según comentaron.

Ante la consulta de VERSUS, sobre qué faltaría para que el Futsal FIFA sea profesional alguna vez como en otros países, “Yiyi”, contestó: “Nos dedicamos exclusivamente a esto. La única forma de poder exigir y ganar un poco más, es ser ambicioso en lo deportivo. Material humano sobra acá en Paraguay. Falta un poco más de compromiso de las instituciones y los jugadores por sobre todo. Somos nosotros los que tenemos que demostrar y comportarnos bien para ser valorados. En Cerro nos manejamos como profesionales y eso marca diferencia. Si esos aspectos se cuidan, vamos a tener aún más alto nivel”, sentenció.

 

Favorito 1

Comentarios